Archivos para la categoría: Pensamientos profundos no necesariamente erráticos

Creo que todos los políticos nos hemos vuelto demasiado profesionales“. No, la cita no es de Pazos. Son las declaraciones que aúpan a la Moderada Brigitte Nyborg a la presidencia danesa en Borgen y que se convierten en el leit motiv de la historia: un peligroso boomerang que el director lanzará al personaje al comienzo de cada capítulo, como un cínico tozudo que no deja de restregarle, “¿qué pensabas, pequeña?”

 

Las improvisadas palabras de Nyborg entusiasman a su responsable de prensa Kasper Juul quién, meses después, nos recuerda mientras intenta escribir el discurso sobre el estado de la Nación de la presidenta que “un buen político sabe que su discurso tiene que dirigirse tanto a la cabeza como al corazón y a las vísceras”. Ambas frases  son una alegoría de la evolución de sendos personajes durante el año de gobierno, la del cínico Juul opuesta a la que experimenta la idealista presidenta.

Leer el resto de esta entrada »

¡¡ Dejazzzzme paso gafosos yankees !!

Los superhéroes nos gustan por cómo hacen fácil lo difícil. Simplifican problemas hasta hacerlos resolubles por Un Hombre Solo. Pero en el mundo real, a falta de superpoderes, nos contentamos con tener mucha gente con un poquito de saber o habilidad. Por eso vamos al cole :(.

Y si eso, el sistema educativo, falla… ¿nos encomendamos a Batman? ¿y si somos castizos, a Superlópez?

Hace ya un tiempo que comenté en un post un blog de público, en el que se advertía de los peligros que las ideas impulsadas desde la Bill y Melissa Gates Foundation podían tener en la educación en Estados Unidos.

La réplica a aquel post, también en la línea de mi respuesta, la da el documental “Waiting for Superman“, que ha sido abundantemente premiado y que como no podía ser de otra manera, recomiendo encarecidamente ver.

El documental cuestiona el cartel de sospechosos habituales que pende sobre los alumnos cuando toca explicar fallos de la enseñanza. Lo positivo es que ese espíritu crítico no busca apuntar a otro lado o repartir mejor las culpas, sino que acaba concluyendo en positivo: mejores maestros harían mejores alumnos.

Leer el resto de esta entrada »

¿Qué hay de lo mío? Que me den el mundo de mis viejos que total, se vive seguro

Comentaba el otro día Martin Wolf, recurriendo a la siempre elegante explicación demográfica (la demografía lo explica “casi” todo en las ciencias sociales), que si la juventud europea no está quemando estructuras como la árabe no es por una cuestión de agallas, o de simplonería. Es una cuestión de número, de proporción.

A tenor de su artículo cabría decir incluso que la calidad de vida sólo explica lo pronto o tarde que se estalla, pero no si se va o no a estallar. Y ello, porque quizá no sea tanto una cuestión de bienestar como de sentimientos. ¿Cuales son las voluntades humanas más básicas ? ¿Qué mueve a los hombres?: salir de casa, considerar que se es tomado en serio. Y es ahí donde hay que enmarcar la actual actitud de la juventud europea, o al menos de la española: engañada y sin músculo.

Tomar una parte de terreno sobre la que afianzarse, o construir una familia propia sobre la que mandar y disponer, llevan siendo los motores de la sociedad occidental unos cuantos años. Y no son, para bien o para mal, una cuestión de comodidades, sino más bien como decía, de apreciaciones. Han motivado cientos de historias y de sagas literarias: Son el relevo generacional más básico, y no se ha visto cuestionado sólo en nuestros vecinos del sur.

¿Por qué entonces, además de por la cuestión numérica apuntada, seguimos de brazos cruzados?

Leer el resto de esta entrada »

No al recorte de derechos por parte de ningún gobierno sirviendo a redes clientelares diversas . No al capitalismo de amigotes.

YO voy

Nadie tiene derecho a que le mantengamos la industria: que se adapten y renueven o que caigan

Apúntate

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to Yahoo BuzzAdd to Newsvine

Decía Ortega, hace un siglo más o menos que

Esta esquividad para toda obligación [referida a la absoluta falta de necesidad que tiene el hombre-masa de atenerse a la verdad o a la educación] explica, en parte, el fenómeno, entre ridículo y escandaloso, de que se haya hecho en nuestros días una plataforma de la «juventud» como tal. Quizá no ofrezca nuestro tiempo rasgo más grotesco. Las gentes, cómicamente, se declaran «jóvenes» porque han oído que el joven tiene más derechos que obligaciones, ya que puede demorar el cumplimiento de éstas hasta las calendas griegas de la madurez. Siempre el joven, como tal, se ha considerado eximido de hacer o haber hecho ya hazañas. Siempre ha vivido de crédito. Esto se halla en la naturaleza de lo humano. Era como un falso derecho, entre irónico y tierno, que los no jóvenes concedían a los motes. Pero es estupefaciente que ahora lo tomen éstos como un derecho efectivo, precisamente para atribuirse todos los demás que pertenecen sólo a quien haya hecho ya algo.

Aunque parezca mentira, ha llegado a hacerse de la juventud un chantaje. En realidad, vivimos un tiempo de chantaje universal que toma dos formas de mohín complementario: hay el chantaje de la violencia y el chantaje del humorismo. Con uno o con otro se aspira siempre a lo mismo: que el inferior, que el hombre vulgar, pueda sentirse eximido de toda supeditación.

Nunca han dejado de sorprenderme las campañas de juventud del ayuntamiento, esas que extienden la noción de joven hasta los 35 años. 35 tacazos de “perdonillas”, de subvenciones y apaños. De menosprecios tácitos, en fin: no de ésos que molestan por la chulería de quien los profiere, sino de los que calan en el subconsciente por la dichosa condescendencia con que se dejan caer, con la rotundidad de las coletillas: “aún es joven, todos lo hemos pasado mal al principio”.

Leer el resto de esta entrada »

No, no os habéis equivocado. No hubo tartamudeo alguno en el tradicional “la gneina y dyo” de este año. No me refiero al discurso del actual Rey de España, Juan Carlos I, sino a los del anterior Rey de la Gran Bretaña, Jorge VI. Y más concretamente, a la película “The King’s Speech” (pero no sólo a ella).

Es una buena película, podéis encontrar críticas al uso por ahí; la mayoría la andan calificando de “producto redondo” como si eso fuera un pero. En cualquier caso, el post no trata (directamente) sobre la película, sino sobre algunas ideas de pérdida de democraciacesión de soberanía que me rondan últimamente por la cabeza.

Estoy leyendo La rebelión de las masas de Ortega y Gasset, y es interesante mirar el personaje de Jorge VI bajo la luz que arroja Ortega: se extrae una curiosa lección sobre un rey que sentía realmente aquello de “nobleza obliga” y que fue un espíritu esforzado y exigente consigo mismo. La clase de aristócrata que siente el aliento de su predecesor a quién le debe la fama en el cogote, y acepta como su obligación intentar estar a la altura. Leer el resto de esta entrada »

En breve volverá el reporteo cafre y absurdo del bueno… un puente accidentado, unas vacaciones inesperadas y un ojo con un párpado a la altura del mentón me tienen en el dique seco… pero oye, hay más vida ahí fuera.

Saludos cordiales !! :D

No, no creo que las filtraciones se debieran de haber ocultado. ¿Alguien se preocupó de ocultarme quién eran los Reyes Magos?. No concibo mayor muestra de crueldad que ésa, desde entonces prefiero saber manque me duela.

La cosa no trascenderá, salvo para el pobre pringao que no tenga algún cromo que cambiar (mi ministro es drogadicto, pero el tuyo es sadomasoquista, y perlas por el estilo que son los cotilleos que estamos viendo). En realidad, como el asunto ha salpicado (de mierda) a todo cristo, supongo que han hecho un pacto tácito de no agresión.

O mejor aún, expreso. Los ministerios de exteriores sabían lo q había, como ha confirmado el propio director de “El País”. Si eres el país más poderoso del mundo y andas haciendo bullying a tus coleguis, ¿vas a perder las buenas costumbres por unos chivatazos?.

Chavales, el tío Sam os necesita y tiene bastante fuerza como para atreverse a tontear con él. Aquí todos sabemos lo que hay (bueno Suiza parece no haberse enterado y sigue a lo suyo y a guardar secretos). Jugamos a lo mismo ¿verdad, señora Merkel? y no me vais a hacer la puñeta, que somos amigüitos…

"Los de Arizona siempre estuvimos más dotados"

Leer el resto de esta entrada »

La cultura hacker, aquella que pregonaba que “la información quiere ser libre y que nació trasteando con los primeros ordenadores personales se ha hecho mayor. Y aunque ya hace tiempo que se dieron cuenta de que el poder no estaba en los cacharritos, sino en el potencial que estos daban sobre el mundo real, al resto de la humanidad le ha llevado algo más de tiempo darse cuenta de su asalto al poder.

Steward Brand, ideólogo del "Whole Earth Catalogue" y de gente como Jobs y Assange

Y claro, como casi todo, les ha estallado en las manos. Igual que la productividad de los ordenadores, asunto sobre el que había un gran consenso social pero que no aparecía en el residuo de Solow ni a patadas, llegó de repente; la tangibilidad de internet empezará a adquirir una relevancia TOTAL en los 5 años que viene.

Y sí, de nosotros, y de cómo gestionemos la generación de escasez (hola iPad, gracias por darme un botoncito para el tuenti y otro para el facebook, ¿quién necesita el navegador?; hola Timofónica, gracias por coartar la red neutra) dependerá dónde lleguemos (adiós, señorías, gracias por demostrar que entienden el problema de la neutralidad en la red y que están comprometidos con el mismo).

De momento, Wikileaks pone de manifiesto que se puede hacer periodismo de investigación sin un inmenso respaldo de dinero. Algo que, como decía Rudsbirger en El País (“Pero ese tipo de reporterismo (de investigación) es caro, y pensamos que no es demasiado sexy, así que dejamos de hacerlo”) pensaron y piensan muchos que es imposible, incluidos los que como él esperan que el iPad les salve postergando un modelo caduco.

Leer el resto de esta entrada »

Hoy me recordaba una amiga que estamos en adviento, tiempo de preparación para la navidad. Pero yo ni en estas fechas, y por mucho que el Corte Inglés se empeñe en felicitarme el cumpleaños cada vez que paso por la carretera, pierdo mi vicio de ser economista. Y mira que cuando me ha dicho lo del adviento, me ha dado por pensar que lo de poner los carteles antes del puente de la Constitución igual no es para felicitarme. De ahí, a pensar que éso pudiera tener algo que ver con que mi blog no tenga tanta repercusión como para que El Corte Inglés me haga la pelota, y desestabilizarme, “dos patás”.

Pero bueno, como es adviento, y hay que prepararse para las buenas obras, os hablaré de las consecuencias económicas tan frikis que se sacan de la navideña peli Plácido, de Berlanga. Que total, de Irlanda ya hablan en cualquier lado.

Luis García Berlanga, tristemente fallecido hace pocos días, era la clase de humanista que vivía exasperado por la estupidez rampante entre el común de los mortales. Y como el tipo inteligente que era, conocía que la única manera de enfrentar la epidemia era el humor. Aunque bien pensado, no se si hay algún humanista que no sienta constantemente esa tensión entre trabajar para los demás, y tener que hacerlo con ellos (horreur) a la vez. Ahí solamente el humor te puede salvar de la quema así que quizás, en el fondo, sólo fuera un superviviente.

Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.